Idea

Los desórdenes neurológicos han sido seriamente desestimados por los métodos estadísticos epidemiológicos y de salud tradicionales que toman en cuenta solo las tasas de mortalidad pero no las de discapacidad. En la Argentina se estima que 60.000 personas sufren de Parkinson, 400.000 de Alzheimer y 380.000 de esquizofrenia. De acuerdo a un estudio realizado en 2005, el 2% del presupuesto total anual de Argentina se destinaba a la atención de la salud mental.
La tendencia actual por el diseño y desarrollo de biosensores para el diagnóstico clínico temprano, dispositivos o productos simples y de bajo costo orientados a la biodetección cualitativa o cuantitativa, cubriría la necesidad de diagnosticar tempranamente algunos de los desórdenes neurológicos, para comenzar con el tratamiento respectivo y evitar o al menos retrasar la discapacidad que muchos de estos desórdenes producen en los pacientes. Existe un gran interés por la descentralización del diagnóstico clínico hacia centros de atención primaria, clínicas, unidades hospitalarias de urgencias, ambulancias, lugares de trabajo o el domicilio de los pacientes (point-of-care, POC).
En laboratorio hemos empezado una línea de investigación que se propone desarrollar un bioensayo electroquímico, utilizando electrodos basados en carbono, principalmente glassy carbon, modificados con grafeno reducido (o parcialmente reducido) para la determinación simultánea de dopamina y serotonina en presencia de ácido ascórbico y ácido úrico. Luego se continuará con el desarrollo de un bioensayo más complejo para el diagnóstico de desórdenes neurológicos y/o enfermedades neurodegenerativas.
El grafeno, una nueva especie de material de carbono, ha atraído la atención de la comunidad científica recientemente debido a sus propiedades estructurales y electrónicas únicas, que lo hacen un candidato ideal para la construcción de sensores electroquímicos.
La dopamina es una de las catecolaminas más importantes y representativas en los sistemas: nervioso central, renal, hormonal y cardiovascular. La determinación de dopamina es de gran interés en investigación debido a sus funciones fisiológicas y en el diagnóstico de enfermedades neurológicas resultantes del metabolismo anormal de la dopamina como el Parkinson, la epilepsia, la esquizofrenia y la demencia senil. La determinación electroquímica de dopamina permite obtener límites de detección bajos, pero frecuentemente su determinación es complicada en muestras reales debido a la presencia de varios cofactores coexistentes e interferentes.

Investigadores Intervinientes (0)