Idea

La necesidad de aumentar la producción de alimentos está desplazando la frontera agrícola hacia zonas más áridas y frías, con menor índice de precipitaciones y menor capacidad productiva. El estudio de bacterias capaces de resistir este tipo de estrés y con características deseables para la promoción de crecimiento vegetal (PGPB), resulta de interés para incrementar la producción agrícola en zonas desfavorables. Dado que P. extremaustralis, procedente de la Antártida, posee una alta supervivencia y resistencia a estrés y es capaz de crecer en frío y tolerar el congelamiento, se postula que podría ser de utilidad como bioinoculante para tratar de extender las áreas de cultivo a zonas no favorables.

Investigadores Intervinientes (0)